Hábitos que destruyen tu columna vertebral

Los problemas de espalda se han vuelto más comunes en el siglo XXI y generalmente son causados por un estilo de vida sedentario y por sostener o mirar nuevos dispositivos. Puede haber muchas razones para la mala postura y el dolor crónico, pero los científicos están revelando algunas que nos provocamos a nosotros mismos.

Por ejemplo, ¿sabía que su trabajo podría ser la causa principal de un dolor de espalda crónico? La falta de descanso también es mala para la postura.

Telemedical quiere informarte sobre los hábitos más populares que, según los científicos, conducen a un dolor de espalda crónico.

Fumar

Fumar es un hábito peligroso en sí mismo. Sin embargo, además de todos sus otros peligros, fumar puede causar dolores de espalda porque la nicotina interrumpe el flujo sanguíneo normal alrededor de la médula espinal.

Una interrupción de los ritmos circadianos.

Los investigadores descubrieron que la salud de las células en los discos intervertebrales depende directamente de lo estable sea nuestro ciclo diurno y nocturno.

Los científicos suponen que cuando nuestros ritmos circadianos se alteran (debido a la edad, el insomnio crónico y los turnos de noche), estas células comienzan a funcionar mal, lo que conduce a una inflamación crónica y nos hace más susceptibles al desarrollo de dolor en la parte baja de la espalda y provoca la degeneración de los discos intervertebrales.

Otros estudios demostraron que algunas sustancias químicas antiinflamatorias naturales en nuestro cuerpo se producen mejor durante el día.

Por lo tanto, para retrasar el envejecimiento de la médula espinal, debemos tener un horario estable que no nos convierta en un zombi a la mitad del día.

Trabajar de pie

Todos hemos oído que estar demasiado tiempo sentado es perjudicial. Pero estar de pie todo el tiempo puede ser igualmente dañino para nuestra salud. La forma en que te paras puede tener un gran impacto en la condición de tu cuello, columna y hombros. Una mala postura habitual puede tener terribles consecuencias en lo que respecta a la médula espinal, causando dolor crónico y curvaturas graves.

Nuestros músculos y articulaciones necesitan flexibilidad para mantenerse saludables, y una mala postura es una de las primeras señales de que estás haciendo algo mal. La mayoría de las veces, si tu cabeza u hombros están en la posición incorrecta, significa que no estás controlando la parte superior de tu cuerpo lo suficientemente bien. Esto conduce a curvaturas de la espina dorsal, y hace que tu cuerpo tenga que compensar la mala postura durante el movimiento. Esto conduce a un estrés aún mayor en el cuerpo.

Para evitar tener una mala postura, debemos pararnos, sentarnos y acostarnos de manera que nuestros músculos y ligamentos tengan la menor tensión posible, y que sujeten la médula espinal, especialmente mientras nos movemos y hacemos deportes.

Usar los zapatos equivocados

Los dolores de espalda pueden ser causados ​​por usar zapatos incómodos. Reduzca la tensión en sus piernas eligiendo un calzado de mayor calidad. Si le gusta usar zapatillas de deporte o prefiere usar botas cuando hace frío, póngase calcetines para reducir la fricción y la incomodidad.

Muchos de nosotros no prestamos suficiente atención a los primeros signos de alarma, como un dolor de espalda apenas perceptible. Sin embargo, es muy importante descansar cada vez que sientas una ligera molestia en la espalda.

Para reducir la tensión adicional en los músculos, acuéstese y levante los pies.

Un trabajo que odias

Los científicos han demostrado que los dolores de espalda están muy extendidos entre las personas que se sienten infelices en su trabajo. Los investigadores no encontraron ningún problema fisiológico: el dolor es puramente psicológico.

Demasiado trabajo mental

A veces, si nuestro cerebro trabaja demasiado durante mucho tiempo puede provocar dolores de espalda.

Trate de pensar en algo que no sea el trabajo y sus problemas. Intente encontrar un tiempo para descansar; puedes practicar algún deporte o ver una película para olvidarte de los problemas que te estresan. La capacidad de pensar en otra cosa puede disminuir sus posibilidades de tener dolor de espalda.

Nuestros teléfonos móviles

Un estudio reciente mostró que leer un mensaje de texto simple puede agregar hasta 20 kilos de presión en la médula espinal. Solo piénsalo: ¡20kg solo porque estás enviando mensajes de texto!

El uso de teléfonos móviles todos los días conduce a una pérdida de la curva natural de la columna cervical y una mayor carga en esta parte de la espalda, especialmente en los adolescentes.

Los científicos calcularon que las personas usan teléfonos móviles de 2 a 4 horas al día en promedio, lo que significa que nuestros cuellos están doblados entre 700 y 1400 horas al año.

Esto significa que muy pronto, los cirujanos tendrán muchos más pacientes, especialmente adolescentes, porque la postura incorrecta constante puede provocar una curvatura espinal grave y crónica. Será entonces cuando te darás cuenta de que no puedes mantenerte erguido, ¡y todo esto se debe a tu teléfono móvil!

Por supuesto, no podemos dejar de usar la tecnología que nos hace la vida mucho más fácil. Pero al menos podemos ser conscientes de cómo colocamos nuestros cuerpos. Lo menos que puedes hacer es controlar tu postura cuando usas el teléfono. Tu espalda te lo agradecerá.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar